Soy mala persona.

 

Es verdad. No soy lo que todos creen. Me encuentro ante cámaras y me convierto en aquello que yo siempre he odiado. Soy el egocéntrico más narcisista que pueda encontrarse. No valgo como ejemplo de humildad. Trabajo en ello. Pero demasiado lentamente. Me doy cuenta de que mi coraza y mi apariencia son imágenes exteriores que dan la imagen equivocada de lo que soy.

 

Soy mala persona.

 

Sólo la gente que me conoce piensa que soy mejor persona de lo que aparento. No saben lo que se esconde tras la imagen superficial e inmunda que proyecto. Me gustaría cambiar y a pesar de ello sigo siendo el mismo palluzo de toda la vida. No doy un duro por mí. Pero sigo adelante. Mal, pero sigo.

Yo aquí, termino. No doy un duro pero sigo. Y espero que aún así tú quieras seguir diciendo que eres mi amigo.

 

Soy mala persona.

 

Y lo digo.

Anuncios